El Juzgado de Atención de la provincia Santo Domingo impuso tres meses de prisión preventiva como medida de coerción a dos técnicos acusados de extorsión y fraude energético.

La medida fue dictada contra los contratistas Bienvenido Pérez y Miguel Ángel Suriel de la empresa Cecta, que es subcontratista de Edeeste Dominicana y fueron detenidos en flagrante delito tras la denuncia de un cliente que pidió reserva de su nombre por el momento.

Ambos fueron enviados a la cárcel de La Victoria a solicitud de la Procuraduría General Adjunta para el Sistema Eléctrico (PGASE), que los acusa de extorción, chantaje y asociación de malhechores.

El magistrado Iván Lorenzo, quien dirige la PGASE, dijo que los imputados fueron detenidos en flagrante delito cuando le pidieron al cliente de Edeeste la suma de ocho mil pesos para “arreglarle la luz y que consuma menos”, con lo cual se constituyeron en asociación de malhechores.

Dijo que la condición de contratistas del sector constituye un agravante tipificado como delito en la Ley General de Electricidad 125-01 porque se trata de personas cuya responsabilidad es precisamente vigilar y evitar que se cometan estos ilícitos.

Asimismo, Lorenzo advirtió a los empleados de las empresas energéticas que el sistema de consecuencia implementado por PGASE es y será mucho más drástico que contra los particulares.

La acusación presentada por PGASE establece que los imputados violentaron los artículos 265 y 267 del Código Procesal Penal Dominicano; y la Ley General de Electricidad 125-01 en sus artículos 124-2 y 125-9, este último constituye un agravante cuando se tratada de empleados.

Al momento de hacer la solicitud de prisión preventiva el magistrado afirmó que el denunciante además siente temer de ser visto por los imputados por lo que en su momento será presentado como testigo.