Posiciones diversas han surgido luego de la reunión que sostuvieron el pasado martes los presidentes, Danilo Medina, de República Dominicana, y Michel Martelly, de Haití,en la cual se pusieron de acuerdo en torno a seis puntos de cuestiones fundamentales entre los dos países.

Tras concluir el encuentro quedó pendiente la realización de un segundo encuentro, a llevarse a cabo en Puerto Príncipe, capital haitiana.

La reunión, que había sido anunciada inesperadamente, no dejó resuelto el principal reclamo del momento de República Dominicana, la veda por tierra a 23 productos criollos que Haití adquiere y por lo que el país dejará de recibir 400 millones dólares, según cálculos del propio gobierno.

Algunos de los opinantes ven con temor y preocupación la visita que se ha anunciado hará el presidente Medina a Haití, en un plazo de alrededor de dos semanas, conforme se acodó en la reunión del martes.

En ese sentido, se plantea la situación de inseguridad que pondría en peligro la integridad misma del presidente Medina, tomando como precedente  un intento de agresión que ya hubo en el pasado contra el ex presidente Leonel Fernández, cuando hace varios años visitó el vecino país.

Posiciones diversas han surgido luego de la reunión que sostuvieron el pasado martes los presidentes, Danilo Medina, de República Dominicana, y Michel Martelly, de Haití,en la cual se pusieron de acuerdo en torno a seis puntos de cuestiones fundamentales entre los dos países.

Tras concluir el encuentro quedó pendiente la realización de un segundo encuentro, a llevarse a cabo en Puerto Príncipe, capital haitiana.

La reunión, que había sido anunciada inesperadamente, no dejó resuelto el principal reclamo del momento de República Dominicana, la veda por tierra a 23 productos criollos que Haití adquiere y por lo que el país dejará de recibir 400 millones dólares, según cálculos del propio gobierno.

Algunos de los opinantes ven con temor y preocupación la visita que se ha anunciado hará el presidente Medina a Haití, en un plazo de alrededor de dos semanas, conforme se acodó en la reunión del martes.

En ese sentido, se plantea la situación de inseguridad que pondría en peligro la integridad misma del presidente Medina, tomando como precedente  un intento de agresión que ya hubo en el pasado contra el ex presidente Leonel Fernández, cuando hace varios años visitó el vecino país.

Posiciones diversas han surgido luego de la reunión que sostuvieron el pasado martes los presidentes, Danilo Medina, de República Dominicana, y Michel Martelly, de Haití,en la cual se pusieron de acuerdo en torno a seis puntos de cuestiones fundamentales entre los dos países.

Tras concluir el encuentro quedó pendiente la realización de un segundo encuentro, a llevarse a cabo en Puerto Príncipe, capital haitiana.

La reunión, que había sido anunciada inesperadamente, no dejó resuelto el principal reclamo del momento de República Dominicana, la veda por tierra a 23 productos criollos que Haití adquiere y por lo que el país dejará de recibir 400 millones dólares, según cálculos del propio gobierno.

Algunos de los opinantes ven con temor y preocupación la visita que se ha anunciado hará el presidente Medina a Haití, en un plazo de alrededor de dos semanas, conforme se acodó en la reunión del martes.

En ese sentido, se plantea la situación de inseguridad que pondría en peligro la integridad misma del presidente Medina, tomando como precedente  un intento de agresión que ya hubo en el pasado contra el ex presidente Leonel Fernández, cuando hace varios años visitó el vecino país.

Posiciones diversas han surgido luego de la reunión que sostuvieron el pasado martes los presidentes, Danilo Medina, de República Dominicana, y Michel Martelly, de Haití,en la cual se pusieron de acuerdo en torno a seis puntos de cuestiones fundamentales entre los dos países.

Tras concluir el encuentro quedó pendiente la realización de un segundo encuentro, a llevarse a cabo en Puerto Príncipe, capital haitiana.

La reunión, que había sido anunciada inesperadamente, no dejó resuelto el principal reclamo del momento de República Dominicana, la veda por tierra a 23 productos criollos que Haití adquiere y por lo que el país dejará de recibir 400 millones dólares, según cálculos del propio gobierno.

Algunos de los opinantes ven con temor y preocupación la visita que se ha anunciado hará el presidente Medina a Haití, en un plazo de alrededor de dos semanas, conforme se acodó en la reunión del martes.

En ese sentido, se plantea la situación de inseguridad que pondría en peligro la integridad misma del presidente Medina, tomando como precedente  un intento de agresión que ya hubo en el pasado contra el ex presidente Leonel Fernández, cuando hace varios años visitó el vecino país.