El mayor general Nelson Peguero Paredes, jefe de la policía Nacional, afirmó hoy de manera categórica que en esa institución no se ha perdido el respeto ni la disciplina y que el discurso del coronel Radhamés Santos Aquino es personal y que no obedece a la realidad.

Peguero Paredes, dijo que Santos Aquino  tiene diez faltas graves en su carrera policial “aparte de que mantenía policías cobrando un sueldo de un policía y exigiéndole más dinero, lo que constituye una deshonra para el cuerpo policial”.

El jefe policial reconoció el derecho que tiene el coronel de presentar sus alegatos, pero lo invitó a que pruebe ante los medios de comunicación la honorabilidad que dice tener durante sus 35 años en la Policía Nacional.

“Ahora, si él dice eso que su carrera es intachable que lo pruebe, que lo pruebe en los medios de comunicación, eso es lo que él tiene que hacer” afirmó el mayor general.

Sostuvo también que el Consejo Superior Policial, después de realizar una investigación, resolutó la separación de las filas del coronel. Esa decisión la  deberá ejecutar el Poder Ejecutivo.

Dijo que el caso por el que fue investigado, en asuntos internos, ese coronel, no tiene nada que ver con el general Eduardo Alberto Then, comandante del Cibao-Central de la Policía, como habría denunciado Santos Aquino.