El ministro José Ramón Fadul, dejó claro a través de un comunicado divulgado desde el Palacio de la Presidencia,  que no tiene ninguna objeción en que se realicen protestas pacíficas en las vías públicas.

No obstante, especificó que ese ministerio no intervendrá siempre y cuando dichas manifestaciones no atenten contra la seguridad de la sede presidencial, como ha ocurrido en dos ocasiones con las realizadas por la Coalición Poder Ciudadano.

En ese sentido, el funcionario informó que en estas manifestaciones, realizadas los días 7 y 14 del presente mes en los alrededores del Palacio Nacional, sólo se han evitado los disturbios como medidas de protección a las autoridades y para garantizar el derecho ciudadano a la paz social y al libre tránsito.

Reconoció el derecho que tienen todos los dominicanos y dominicanas de expresarse libremente en reclamo de lo que entiendan son sus necesidades, pero dijo que se deben respetar las normas y derechos de los demás de realizar sus actividades cotidianas con normalidad.