El proyecto de ley orgánica de la Policía, que consigna un tope de 20 generales en sus filas y establece que no se prestará servicio policial a personas físicas o morales ni a establecimientos comerciales, si no se determina que están en grave peligro, fue aprobado ayer en primera lectura por el Senado de la República con modificaciones.

La decisión fue tomada por el pleno del hemiciclo tras acoger el informe favorable que rindió la comisión de Interior y Policía del Senado, que leyó su presidente en funciones, el senador por San Cristóbal, Tommy Galán.

La iniciativa la presentaron al Congreso Nacional los senadores Julio César Valentín, Adriano Sánchez Roa, Carlos Castillo, Arístides Victoria Yeb y Manuel Antonio Paula.

Entre las modificaciones introducidas a la Ley Orgánica de la Policía, figura un párrafo del artículo 83 el cual establece que  el tiempo mínimo de antigüedad requerido para optar por el ascenso al rango inmediato nunca será menor de cuatro años y agrega que la violación a esa disposición implica la nulidad del ascenso.

Este  artículo también establece como tiempo máximo de permanencia en un grado seis años para el nivel básico y siete para el medio.

Especifica que cuando se trate del personal de la carrera policial perteneciente al nivel superior, el tiempo máximo de permanencia en el grado será de ocho años.