El ojo del huracán Patricia, de categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson, tocó tierra este viernes en las inmediaciones del poblado de Emiliano Zapata, en el occidental estado mexicano de Jalisco, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Fuentes del SMN indicaron que el centro del meteoro, cuyo diámetro creció a 10 kilómetros, tocó tierra a las (23.00 GMT), y precisaron que el fenómeno se mueve hacia el nor-noreste a 22 kilómetros por hora.

Aunque hasta el momento no hay reporte de víctimas fatales, a cada minuto crece el temor de que sus vientos provoquen muertes y destrucción.

El ciclón mantiene vientos sostenidos de 305 kilómetros por hora y rachas de 380, que impactan el área de las bahías de Tenacatita, Cuestecomate y Navidad, en los municipios de La Huerta y Cihuatlán, Jalisco.

En las inmediaciones del huracán se esperan olas de hasta ocho metros, así como “la posible formación de trombas marinas, torbellinos y tornados”, detalló el boletín.

Protección Civil mantiene en alerta roja (peligro máximo) los estados de Colima, Jalisco, Nayarit, Aguascalientes, el sur de Zacatecas y de Durango, así como las islas Marías y Marietas. Asimismo, en buena parte de Michoacán, si bien en fase de alejamiento.

En alerta naranja (peligro) se encuentran el norte y centro de Zacatecas, el centro de Durango y el sur de Sinaloa, así como el occidente de Guerrero y oriente de Michoacán en fase de alejamiento.

Patricia, el ciclón número 16 de esta temporada, se formó la noche del martes sobre aguas del Pacífico y el jueves se convirtió en huracán y en cuestión de horas se intensificó hasta alcanzar la máxima categoría en la escala Saffir-Simpson.