Con el propósito de mejorar la condición de vida de las mujeres a nivel técnico y económico, el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) y el Ministerio de la Mujer (MMUJER), firmaron un acuerdo de colaboración interinstitucional.

El convenio, rubricado por el director general del INFOTEP, Rafael Ovalles, y por la ministra de la Mujer, Alejandrina Germán, establece el marco de cooperación, para ofertar programas de capacitación tendentes a impulsar  cambios en los patrones de oportunidades económicas no tradicionales.

El proyecto favorecerá a mujeres vinculadas a los procesos productivos en sectores económicos específicos de cada región.

Durante la firma del acuerdo, realizada en el salón de la Junta de Directores del INFOTEP, Ovalles dijo que la alianza procura apoyar el desarrollo e independencia económica de las mujeres y contribuir, al mismo tiempo, a su acceso a empleos dignos y a la reducción de la tasa de desempleo.

Agregó que se busca, asimismo, fomentar la formulación de iniciativas de formación y aprendizaje, desde un enfoque de género y emprendimiento, que contribuyan a mejorar la productividad, innovación y las oportunidades de obtención de un trabajo decente en condiciones de libertad y equidad.

El funcionario indicó que iniciativas como esta impulsan programas en oficios tradicionales y no tradicionales, vinculados a los procesos productivos de sectores económicos específicos de cada región y con potencial para desarrollarse.

En tanto, la ministra de la Mujer valoró el apoyo de la capacitación del INFOTEP, para que las mujeres puedan desarrollar capacidades, habilidades y destrezas para desenvolverse en un oficio, que le permita impulsar su propio proyecto de vida y con eso la verdadera libertad.

Asimismo, expresó que “creo honestamente y estoy segura que es así,  que este acuerdo con el INFOTEP va a fortalecer ese rol fundamental del Ministerio de contribuir con el empoderamiento económico de las mujeres”.

Mediante este acuerdo, ambas instituciones revisarán e impulsarán estrategias sectoriales determinadas, que mejoren las condiciones socio-laborales de las mujeres pobres de los medios urbano y rural, para elevar la productividad de los sectores en los que ellas trabajan.