Un acuerdo para iniciar un alto el fuego bilateral podría alcanzarse entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Revolucionarias, según informo este miércoles el presidente de ese país, Juan Manuel Santos.

Tras revelar que este propósito podría lograrse antes del 1 de enero de 2016, Santos pidió a ambos sectores hacer un esfuerzo para que de aquí al 31 de diciembre puedan terminar el punto cinco, el del fin del conflicto y así poder decretar un cese al fuego bilateral.

Explicó que el quinto punto de las negociaciones, referido a las víctimas, incluye el apartado de justicia, uno de los más espinosos, que ya fue parcialmente acordado el pasado 23 de septiembre.

El mandatario subrayó que si ambas partes hacen “ese esfuerzo para avanzar, como se ha venido avanzando en ese tema del fin del conflicto” y además tienen la disposición pueden “proceder en esa dirección”.

Asimismo, aseguró que al menos de su parte “existe” esa voluntad por lo que le ha dado esas “instrucciones a los negociadores” del Gobierno en los diálogos de paz que se celebran en Cuba.

El jefe de Estado hizo también un llamado a las FARC para que hagan ese esfuerzo “para terminar antes” el conflicto y recordó que el máximo líder de esa guerrilla, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, mencionó la posibilidad de “darle un buen regalo de Navidad al país”.

Las FARC iniciaron un alto el fuego unilateral el pasado 20 de julio que fue respondido unos días después por Santos con una nueva suspensión de los bombardeos sobre los campamentos de esa guerrilla.

Con esa reducción de los enfrentamientos se ha disminuido la violencia en Colombia relacionada con el conflicto armado a su nivel más bajo en 40 años, según un informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) publicado en septiembre.

Santos ha insistido en numerosas ocasiones en que un alto el fuego bilateral se daría solo cuando el proceso de paz esté lo suficientemente avanzado y que una vez se acuerde, tiene que ser “definitivo”.

El pasado 23 de septiembre el Gobierno y las FARC anunciaron que a más tardar el 23 de marzo de 2016 llegarán a un acuerdo para poner fin a medio siglo de conflicto armado.

Los diálogos de paz, que comenzaron hace casi tres años están actualmente en un receso por las elecciones de alcaldes y gobernadores que se celebraron en Colombia el pasado domingo.

Estaba previsto retomar las negociaciones el próximo jueves, pero se aplazó al lunes 2 de noviembre, cuando las delegaciones seguirán trabajando en el tema de justicia, según fuentes oficiales.