Las autoridades policiales investigan la muerte de un recluso, cuyo cadáver fue encontrado en su celda de la cárcel pública de Barahona, cuando se le fue a buscar para conducirlo al Palacio de Justicia. 

Se trata de Jonathan Féliz, de quien se desconocen las causas por las que guardaba prisión y si su cadáver fue enviado a la Unidad de Patología Forense en Azua para fines de autopsia, debido a  que la oficina de prensa de la Dirección Regional Sur  de la Policía con sede en esa ciudad todavía no se ha referido al asunto.

Hasta el momento, las autoridades policiales y judiciales NO han ofrecido detalles sobre este caso.

Trascendió extraoficialmente que Féliz pudo haber fallecido a causa de una enfermedad infectocontagiosa.