Un grupo de hombres y mujeres residentes en Dajabón invadieron territorio haitiano y recuperaron cuatro reses y un becerro que según dicen les había sustraídos desde el vecino país.

Desde la sección La Vigía, los airados dominicanos penetraron a territorio haitiano para recuperar el ganado que días antes había sido sustraído por desconocidos, presuntamente ladrones haitianos y dominicanos.

Los animales fueron llevados a la comunidad de la Colonia Japonesa, para entregarlas a sus dueños, que no fueron identificados.

En los últimos días, desconocidos robaron cuatro reses al sargento retirado Modesto Araujo, pero anteriormente le habían sustraído otras ocho cabezas para completar 12.

A principios de esta semana, la señora Enoroliza Rivas de la Cruz denunció que también a ella le habían robado siete vacas.

Los ganaderos de la zona reclamaron de las autoridades militares y policiales mayor protección de sus fincas ante el incremento de los robos de ganado por bandas de cuatreros, integradas por dominicanos y haitianos.