Kate, la undécima tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico, se desplaza con rapidez hacia el norte y se espera que se convierta en huracán esta noche, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

Kate presenta vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y se ubica a unos 740 kilómetros al sureste de Cape Hatteras, en Carolina del Norte (EE.UU.), y a 740 kilómetros al oeste de las Bermudas.

La tormenta se mueve rápidamente en dirección noreste a una velocidad de 48 kilómetros por hora y se espera que gire hacia el este-noreste esta noche y el miércoles, señaló el CNH, con sede en Miami.

Los meteorólogos del CNH indicaron que, según un probable patrón de trayectoria, el centro de Kate permanecerá “bien alejado de la costa este de Estados Unidos y pasará por el norte de las Bermudas esta noche”.

También pronosticaron un “fortalecimiento adicional de Kate en las próximas 48 horas”, por lo que la tormenta “podría convertirse en huracán esta noche”, para perder sus características tropicales en la noche del miércoles o jueves.

Una tormenta tropical se convierte en huracán categoría Uno cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 119 kilómetros por hora, en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

La temporada de huracanes, que termina el próximo 30 de noviembre, ha registrado once tormentas tropicales: Ana, Bill, Claudette, Danny -transformada en el primer huracán de categoría mayor (3) de la temporada-, Erika, Fred -huracán de categoría 1-, Grace, Henry, Ida, Joaquín, que alcanzó la categoría 4, y ahora Kate.