Como blasfemia calificó el papa Francisco, las excusas usadas por algunos para justificar ataques terroristas y muertes en el mundo en las que ciertas personas usan el nombre de Dios.

En ese sentido el sumo pontífice condenó este domingo los ataques terroristas de París, tras expresar su consternación por la “barbarie” de los ataques.

Francisco dijo a los presentes en la plaza de San Pedro que todos “nos preguntamos ¿cómo puede llegar al corazón del hombre el concebir y llevar a cabo tales actos horribles”.

El papa agregó que “el camino de la violencia y el odio no resuelve los problemas de la humanidad. Y usar el nombre de Dios para justificar ese camino es una blasfemia”.

Francisco expresó sus más sentidas condolencias al pueblo francés y a su presidente, François Hollande.