El Tribunal de Atención Permanente de La Romana dictó hoy un año de coerción a cuatro de los seis implicados en el decomiso de 54 paquetes de droga en un yate de lujo en La Marina Casa de Campo, caso al que se vincula un sobrino de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores.

Abraham Nicolás Saldívar, juez que acogió en parte la solicitud del Ministerio Público, impuso la medida de coerción contra el capitán de la embarcación Luis Manuel Arias Acosta, Marino Franklin Berroa Mercedes, Luis Alfredo José de Castro y Fausto Ernesto Severino Marte.

El magistrado Sardívar conoció el caso a puerta cerrada.

A estos también se les ocupó una yipeta Ford Explorer, un carro Toyota Yaris, color Azul, así como 43 mil 450 pesos y 500 dólares a uno y al otro 64, 000 pesos en efectivo.

El procurador fiscal Richard Güílamo dijo que Fausto Ernesto Severino,

había sido condenado a 4 años de cárcel por lavado de activos, por lo que pedirá al Juez de Ejecución de la Pena revocación de dicha medida.

Así mismo, el procurador Güílamo no afirmó ni descartó que el cargamento hallado en el yate de lujo tenga vinculaciones con Francisco Flores de Freitas, sobrino de la Primera Dama de Venezuela.