El electo presidente del Colegio Medico Dominicano, Waldo Ariel Suero, quien tomara posesión el próximo once de diciembre revela que esta nueva administración se enfrentará a grandes desafíos en favor de la clase médica dominicana.

Cita entre esos retos, el logro de un incremento salarial para los galenos y buscar la modificación al presupuesto del próximo año para el sector salud, entre otras exigencias.

En ese sentido el doctor Waldo Ariel Suero, explicó que son muchas las necesidades que afectan el sector, como son las pensiones exiguas, que a su juicio, no resuelven nada en lo absoluto.

El galeno dijo que con 18 y 20 mil pesos, eso es inadmisible, después de una hoja de servicio de 30 o 40 años, tras explicar que otro punto es el tema de las residencias médicas.

Suero denunció que a los médicos residentes les han quitado una serie de derechos adquiridos, entre los que mencionó, la pasantía de postgrado, sus bonos, así como el pago de los salarios atrasados.

También, la situación de los médicos con respecto a las Administradoras de Riesgos de Salud, cuyas acciones en contra de los médicos son realmente preocupantes, agregó.

En ese sentido, dijo que primero comenzarán dialogando con las autoridades del cual esperan  respuestas positivas, pero advirtió que no aceptará engaños ni diabluras.

El veterano medico, basó su advertencia en el sentido de que asegura que a las autoridades que les gusta engañar mucho a los gremios.

Dijo que en un tiempo prudente se dará cuenta, porque a él ellos no lo van a engañar, pues él es un zorro viejo en esto.

Waldo considera en ese sentido, que si hubiera sido un presidente nuevo, quizás, pero que a él no lo van a engañar.

El ahora presidente del CMD, admitió que recibió el apoyo del Partido Revolucionario Moderno, pero afirmó que no es perremeísta, tras asegurar que a él nadie le baja línea.

Waldo dijo que su actitud no es de confrontación con el gobierno pero advirtió que dependerá de cómo sean manejadas las demandas de los médicos por las autoridades correspondientes.

Planteo que el gobierno decidirá como prefiere asumir las demandas del gremio.

Sobre el presupuesto de salud dijo que ya hizo el planteamiento y dijo que ojalá que el presidente vete el proyecto, que lo vete que no lo apruebe, ya que a su entender dicha pieza es un disparate ese proyecto de ley con respecto a la salud.