París. Las autoridades francesas identificaron a los 129 fallecidos el pasado viernes 13 de noviembre durante los ataques en París.

Hasta el momento, solo un centenar de los  restos de las víctimas han sido entreegados a sus familiares. 

En su último balance, el Ministerio de Sanidad aseguró que medio centenar de los heridos permanecían graves.

El Gobierno indicó en su resumen del Consejo de Ministros que la Fiscalía tiene previsto finalizar las autopsias antes de que acabe la semana.

Aseguró también que en las noches del pasado domingo y lunes, bajo la cobertura del estado de emergencia decretado tras los atentados, se han procedido a 296 registros en los que se han encontrado 40 armas, cuatro de ellas de guerra.

Además, 33 personas han sido detenidas y el Ministerio del Interior dictó 114 arrestos domiciliarios.

Por otro lado, el Gobierno indicó que en la noche de los atentados se movilizaron 4.130 agentes, 2.500 de ellos policías y 590 militares, además de personal sanitario.

Desde entonces se han desplegado en el país 58.000 policías y 50.000 gendarmes, tanto en labores de investigación como de incremento de la seguridad del país y de sus fronteras.

También se incrementó el dispositivo militar que vigila las calles de las principales ciudades del país, que pasó de 7.000 a 10.000 unidades.

El Consejo de Ministros reiteró que los atentados son “actos de guerra abominables” que exigen “una respuesta implacable a la altura del ataque que ha sufrido el país”.