La decisión adoptada por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), de romper  las conversaciones para una posible alianza electoral con el Partido de la Liberación Dominicana, fue calificada como poco inteligente por parte de dos senadores del partido oficialista, quienes llamaron a la dirigencia de esa organización a reflexionar al respecto.

Tras expresar que respetan la posición adoptada por los reformistas, los senadores Prim Pujals y Rafael Calderón coincidieron en que la medida no es inteligente desde el ámbito político.

Pujals, quien es senador por la provincia de Samaná,  cree que hay un espacio para llegar acuerdos  con el PRSC,  pero lamentó que haya sucedido ese percance.

El congresista precisó que el aliado natural del Partido Reformista es el Partido de la Liberación Dominicana.

Recordó que en el año 1996, cuando los extintos expresidentes Joaquín Balaguer  y Juan Bosch les levantaron la mano a Leonel Fernández, y este último encabezó la alianza.

Entiende que la alianza entre el PRSC y PLD debe persistir, porque irse por otro lado es romper con lo que Balaguer hizo y  es estar opuesto a lo que representa un acuerdo con el partido morado.

“Sugiero y apoyo que lo mejor es ir aliado con el Partido de la Liberación Dominicana, porque otra cosa sería un salto al vacío”,  recomendó Pujals a los dirigentes del PRSC.

Mientras, que el senador por la provincia de Azua, Rafael Calderón, dijo que respeta mucho la posición del presidente del PRSC,  Federico Antún Batlle, ya que tiene todo el derecho a defender a su partido hasta el final.