El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este martes un 2,68 % y cerró en 42,87 dólares el barril, en un ascenso atribuido a las tensiones derivadas del derribo de un avión de combate ruso en la zona fronteriza de Turquía con Siria.

Al final de la sesión de operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en enero subieron 1,12 dólares respecto al último cierre.

La recuperación en el precio del crudo fue atribuida a las tensiones geopolíticas que se viven tras el derribo de un avión de combate ruso de parte de Turquía, que aseguró que al menos dos aeronaves de Rusia ingresaron en su espacio aéreo.

Estas tensiones anteceden a la reunión ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del 4 de diciembre, en la que se revisará la posibilidad de aplicar un recorte en la producción para empujar al alza los precios del crudo.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en diciembre, que sigue siendo el mes de referencia, subieron 8 centavos y quedaron en 1,39 dólares el galón, y los de gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes subieron 3 centavos, hasta 1,40 dólares el galón.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en diciembre bajaron 1 centavo y quedaron en 2,20 dólares por cada mil pies cúbicos.