El ex procurador general de la República, Radhamés Jiménez Peña, rechazó hoy que tenga vínculo con ninguno de los casos por el cual es investigada la jueza de la Cuarta Sala Penal del Distrito Nacional, Awilda Reyes Beltré, de quien se dice habría recibido dinero a cambio de ordenar la libertad del regidor del municipio de Pedro Brand, Ericson de los Santos Solís.

“Quiero manifestar a la opinión pública nacional mi más absoluto rechazo a las alusiones interesadas y perversas de mi nombre en un caso que envuelve una investigación de un juez”, acotó el jurista.

Dijo que en 30 años de ejercicio profesional nunca ha participado, ni personalmente, ni a través de nadie, en ningún caso que tenga que ver con narcotráfico, lavado de activos y mucho menos, con crímenes de sangre.

Sostuvo el ex funcionario del gobierno de Leonel Fernández que por el contrario combatió con todas sus fuerzas todo lo relacionado con esos crímenes. 

Aseguró que nunca ha solicitado al Ministerio Público, ni  a jueces, que intervengan en ningún caso particular, mucho menos en el caso en el que se hace referencia.

Indicó que tiene un firme compromiso con el adecentamiento del sistema de Justicia, porque ha contribuido a su fortalecimiento institucional cuando le tocó ser parte de él.

Se recuerda que el pasado 16 de noviembre, el Consejo del Poder Judicial (CPJ), presidido por Mariano Germán Mejía, también presidente de la Suprema Corte de Justicia, dispuso la suspensión de la magistrada Awilda Reyes Beltré.

La suspensión se produce luego de que el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, acusara a la magistrada de formar parte de una estructura, que alegadamente manipulaba procesos y negociaba la libertad de personas ligadas al crimen organizado, principalmente narcotráfico, lavado de activos y corrupción.