Santiago.-Cuatro mujeres fueron atracadas por dos individuos cuando éstas se dirigían a la zona franca donde laboran, despojándolas de sus celulares, prendas y el dinero de la comida.

Las afectadas,  residentes en el sector Cienfuegos,  narraron que los individuos sin mediar palabras y con armas de fuego y cuchillos en manos, las obligaron a entregar lo que tenían.

Las damas se lamentan de la falta de respuesta por parte de las autoridades.

“Los delincuentes para cometer sus hechos vandálicos no tienen horas ni lugar, sorprende a sus víctimas saqueándolas a punta de pistola y la gente no acude ni a la policía ni a la fiscalía, por falta de respuesta”, dijo a propósito el pastor Pablo Ureña.