El Tribunal Constitucional  declaró  inconstitucional la ley 550-14 que instituyó un nuevo código Penal en el República Dominicana y declaró la vigencia del anterior código que data de 1884.

El organismo tomó la decisión  luego que la Fundación Justicia y Transparencia elevara una acción de inconstitucionalidad contra los artículos 107, 108, 109 y 110 del código.

En una sorpresiva decisión, el tribunal decidió declarar inconstitucional el código completo.

El código que ahora vuelve a estar vigente  fue promulgado por decreto mediante la ley 2274 del 20 de agosto de 1884, hace más de 130 años.