Las autoridades mexicanas hallaron a 64 migrantes hacinados en un camión en el norte del país y detuvieron a quienes los transportaban.

Un comunicado de la oficina del Comisionado Nacional de Seguridad informó el jueves que el hallazgo fue posible gracias al escaneo con rayos gamma de un camión que transitaba por la carretera Matehuala-Saltillo, en el estado de Nuevo León.

Cuando la policía federal le dio el alto al vehículo, los agentes “escucharon golpes y voces al interior, por lo que de inmediato abrieron la puerta y localizaron a diversas personas que se encontraban en condiciones de hacinamiento”.

De los 64 migrantes 40 eran guatemaltecos, 13 de El Salvador, siete de Honduras, dos de Ecuador y dos más de la República Dominicana. De ellos 22 eran menores de edad y dos tuvieron que ser atendidos por falta de oxígeno.

El conductor y su ayudante fueron detenidos y a los migrantes se les deportará a sus países de origen.