El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia llamó al presidente de la República Bolivariana de Venezuela y al nuevo Parlamento de ese país a iniciar un proceso de diálogo para consensuar una serie de temas de interés en beneficio de la población.

La preocupación de Rusia surge luego de la victoria aplastante de la oposición en las elecciones legislativas venezolanas del pasado domingo y la posibilidad del surgimiento de confrontaciones entre ambos sectores.

De acuerdo a una nota difundida por el organismo ruso, esa nación está confiada en que el Gobierno y el Parlamento (de Venezuela) hallarán formas constitucionales para trabajar de manera conjunta y productiva en bien del país y su pueblo.

De acuerdo a los resultados electorales confirman la importancia que los venezolanos conceden a la “necesidad de resolver los graves problemas que afronta el país en el ámbito socioeconómico”.

Al mismo tiempo, Rusia calificó de “inadmisibles” los intentos, incluidos desde el exterior, de provocar artificialmente tensiones sociales en Venezuela.

Sobre la jornada electoral, la Cancillería destacó que transcurrió en un clima de calma y con estricto apego a las normas de la Constitución.