La Federación Dominicana de Comerciantes, ha convocado a sesión plenaria para analizar la problemática del sector comercial, y en esta ocasión se manifiesta en total desacuerdo con la forma en que las cementeras han estado manejando el precio del cemento en los últimos meses

Aseguran que la situación ha propiciado importantes pérdidas al sector ferretero, al comprar caro y tener que vender barato cuando el precio baja de manera brusca, o tener que entregar un producto caro, habiéndolo facturado barato, cuando el precio sube sin previo aviso.

Afirman que el referido precio ha llegado a oscilar entre un promedio de RD$165.00 a RD$225.00 por funda, con un diferencial entre RD$50.00 y RD$60.00 de un solo golpe.

Los directivos de la federación consideran que la situación es fruto de la guerra de precios de las plantas de cemento ante la prohibición de las exportaciones vía terrestre para el vecino país de Haití, al tener altos inventarios , lo cual ha originado esta lucha por el control del mercado dominicano , desestabilizando la industria de la construcción , ante las reducciones y alzas bruscas del precio del cemento , llegando incluso, a que en tan solo una semana , baje y suba hasta 50.00 pesos la funda , provocando la inestabilidad de todo el sector , y más aun , la perdida de la confianza , al perder importantes sumas de dinero.

Explicaron que además del daño que se provoca a las finanzas del ferretero, ya de por sí críticas, se afecta al consumidor final, como es el caso de Ingenieros y Maestros Constructores, que llegan a perder sumas considerables al trabajar a todo costo, o simplemente al verse impedidos de preparar sus presupuestos de obra con una razonable certidumbre.

Creen que esta situación los obliga a sobrevaluar los presupuestos por concepto de imprevistos, con lo que la construcción se encarece de manera artificial, afectando así a la clase de menos recursos.

Ante esta situación, el PLENO NACIONAL DE DIRIGENTES exige la intervención de las autoridades, a través del Ministerio de Industria y Comercio, para que propicie un encuentro entre ADOCEM (Asociación Dominicana de Cementeras) y la Federación Dominicana de Comerciantes Inc. Para lograr la estabilidad de precios del mercado nacional, para de esta forma no se continúen perjudicando ni el consumidor ni el sector comercial ferretero.