Los españoles tienen una cita con la historia este domingo, pues asisten a las urnas para elegir sus nuevas autoridades en medio de incertidumbre por el ascenso de nuevos partidos que han puesto contra las cuerdas al bipartidismo.

En el día de hoy más de 36 millones de españoles están llamados a comparecer a las urnas para elegir a los representantes del Congreso y Senado que elegirán al nuevo Gobierno.

Debido a la imposibilidad de ofertar candidaturas ya que la campaña ha concluido, los españoles viven en este momento una jornada de reflexión, para decidirse por uno de los candidatos con más opciones -PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, quienes se preparan para la cita.

El presidente de Gobierno y candidato del PP (centroderecha), Mariano Rajoy, ha dedicado el día a su familia; al igual que el líder del emergente Ciudadanos (liberales centristas).

El socialista Pedro Sánchez y el líder de Podemos (izquierda), Pablo Iglesias, ocuparon su jornada previa a las votaciones a ir al cine para ver la última entrega de Star Wars, junto a su familia y compañeros de partido, respectivamente.

Los candidatos toman aire con estos planes para el incierto escenario que saldrá mañana de las 210.000 urnas electorales repartidas por España, en una jornada que previsiblemente no se cerrará con un claro ganador.

Aunque las encuestas oficiales apuestan por el Partido Popular (en el poder, centroderecha) como la lista más votada, es muy probable que necesite el apoyo de otra formación para formar gobierno.