Estos juveniles Yankees no se amedrentaron, fueron tenaces y tan recios como la ciudad que representan.

Didi Gregorius, quien va tras las huellas que dejó Derek Jeter en el mes de octubre, pegó dos jonrones frente a Corey Kluber y los Yankees superaron el miércoles 5-2 a los Indios de Cleveland en el quinto partido de la serie divisional. Nueva York completó así su repunte tras haber ido perdiendo por 2-0 y destronaron a los campeones de la Liga Americana.

Estos Yankees resistentes a la adversidad evitaron ser eliminados por cuarta ocasión esta postemporada y avanzaron para enfrentar a los Astros de Houston en la serie por el campeonato de la Americana que arrancará el viernes en el estadio Minute Maid.

Con una mezcla de jóvenes talentos en alza y figuras veteranas que han reverdecido en los playoffs, los Yankees fulminaron a Cleveland y sacaron a flote a su manager, cuya decisión de no pedir una repetición en la derrota que sufrieron en el segundo partido amenazó con sabotear la temporada de Nueva York.

“Estos jugadores estuvieron conmigo y pelearon”, dijo Girardi. “Han derrotado a un tremendo equipo. Lo que estos jugadores han hecho por mí es algo que nunca voy a olvidar.

Durante la temporada regular, los Yankees tuvieron marca de 5-2 frente a los Astros, los campeones de la División Oeste de la Liga Americana y liderados por el venezolano José Altuve, candidato al Jugador Más Valioso. Pero nada parece amilanar a este equipo de Nueva York, uno que se ha adelantado a sus objetivos como contendor a títulos.

Luego de un par de victorias en Nueva York, el manager Joe Girardi y los Yankees — con un poco de ayuda ofensiva de su novato estrella Aaron Judge — viajaron al Progressive Field y remataron a los Indios, que ganaron 102 juegos en la temporada regular, incluyendo una histórica seguidilla de 22 triunfos.

Cleveland era el favorito para regresar a la Serie Mundial tras caer hace un año en siete partidos ante los Cachorros de Chicago.

La sequía de los Indios en la Serie Mundial llegará a los 70 años la próxima temporada, la más larga de las mayores.

“Nadie quería que la temporada acabara”, dijo el manager de los Indios Terry Francona. “No es algo paulatino, es un frenazo repentino. Es decepcionante. Nos sentíamos con confianza. Nos complicamos la tarea de ganar, especialmente en los últimos dos juegos”. Con datos de AP

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Su nombre completo aquí