Fue iniciado este martes la segunda fase del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE), por parte de las autoridades migratorias de la República Dominicana, en atención a una polémica sentencia que en 2013 estableció los parámetros para adquirir la nacionalidad en este país.

La segunda fase del PNRE comprende a la categoría de no residentes, para que estos puedan renovar o cambiar de estatus migratorio, según la Dirección General de Migración (DGM).

Las autoridades explicaron que esta etapa se realizará por regiones y de manera gradual, empezando por la zona este, a la que seguirá el sur, norte y posteriormente, el 7 de febrero, la capital del país, precisó la DGM en un comunicado.

El Gobierno dominicano puso en marcha el PNRE en 2014 junto a la Ley Especial de Naturalización, tras una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de septiembre de 2013 que establece los parámetros para adquirir la nacionalidad.

El fallo estipula que no son dominicanos los hijos de inmigrantes indocumentados a pesar de haber nacido en el país, ni tampoco los descendientes de extranjeros “en tránsito” en la nación.