Agentes de la Dirección General Aduanas (DGA) y la Armada Dominicana, apresaron a dos hombres a bordo de un barco de bandera panameña con un cargamento de combustible de aproximadamente 109,100 galones de gasoil, traído de contrabando al país.

De acuerdo al informe divulgado por las autoridades de aduanas el barco se disponía a penetrar por el Puerto de Manzanillo, Montecristi, en la costa noroeste de República Dominicana, cuando fue detenido junto a su tripulación.

A través de una nota de prensa, la institución dijo que  el “Rayo Mcqueen”, nombre de la embarcación, trajo el cargamento de gasoil simulando que venía en lastre, es decir, sin carga de importación sustentada en un acta de autorización del lugar de donde zarpó, emitida por la autoridad marítima del país de procedencia del buque.

Por el contrabando fueron sometidos a la justicia con un expediente de carácter penal, los hondureños Heri Omar Erazo y Joel William Cooper, ambos capitán y jefe de máquina del citado barco. Contra ellos un juzgado de instrucción de Montecristi dictó medidas de coerción consistentes en garantía económica de RD$15 mil pesos en efectivo y presentación periódica.

La Dirección General de Aduanas precisó que, con posterioridad a las informaciones ofrecidas en la que falsamente se aducía que la embarcación venía en lastre (sin carga registrada), se hizo otro intento para declarar el cargamento de combustible a nombre de dos empresas, las que de acuerdo con las autoridades que regulan el sector de hidrocarburos en el país, no están autorizadas para importar carburantes.

Destaca Aduanas que técnicos de Capitanía de Puertos de la Armada inspeccionaron la embarcación y determinaron que no cuenta con la habilitación y especificaciones técnicas para el transporte de hidrocarburos y, en consecuencia, tampoco con el certificado IOPP (International Oil Polution Prevention), que emite la Comisión Internacional para la Prevención de Contaminación por los Barcos (MARPOL), con lo cual queda demostrado y evidenciado que se trataba de un buque que se dedica al transporte irregular de combustible desde países vecinos, para introducirlo de contrabando a través de las costas dominicanas.

La detención del Rayo Mcqueen y su tripulación de mando se produjo el pasado 23 de diciembre de 2017, en coordinación con el Ministerio de Defensa, la Armada dominicana, el Ministerio Público y la Administración de Aduanas en el Puerto de Manzanillo.