Logo Proceso.com.do
Viernes, 1 de Julio, 2022

Mal manejo económico entre casos que obligan cobros compulsivos; intermediaria tiene estrategia para solución amigable

República Dominicana.-Culturalmente cuando se habla de cobro compulsivo el tema se torna engorroso. Sin embargo, expertos aseguran que cuando se hace de manera profesional, se llega a soluciones amigables entre deudor y acreedor.

“Desde que se habla de cobro, piensa de una manera negativa, cuando no debe ser así…para ya los usuarios…las personas, trate de manejarse y de administrarse mejor financieramente. La mayoría de los problemas de morosidad que tenemos en nuestro país es por falta de conocimiento de herramientas financieras adecuadas. Organícese para que realmente pueda vivir de una manera más cómoda y con tranquilidad, porque nadie que tenga una deuda puede dormir tranquilo, explica Idaliz Lizardo Guzmán, una de las fundadoras de la empresa "Lizardo Lasocé Guzmán".

Entrevistada en Diálogo Urgente, la gerente general de la empresa también revela que, aunque no con mucha frecuencia, se dan casos en que los deudores caen en estado de depresión, lo que obliga a darle un trato más especializado.

“Nosotros como empresa intermediaria entre acreedores y deudores, tenemos que lograr los mejores acuerdos….muchas personas incurren a muchas deudas porque no saben manejarse de manera adecuada”.

Aunque no con mucha frecuencia, la empresa ha manejado casos donde los deudores caen en estado de depresión, lo que obliga a darle un trato más especializado.

“Porque una persona que tiene una fuerte depresión; que tiene muchas deudas, pues no es una persona que está apta para tú seguir ejerciendo una presión, porque ahí entra lo más importante, que es la vida de esa persona”.

De acuerdo con la licenciada Lizardo Guzmán, gerente general de la empresa, una buena estrategia de cobros y asistencia a sus clientes, le ha permitido identificar cuáles son los clientes morosos y aquellos que cumplen con sus compromisos.

Reveló que un 25 por ciento de los casos que ha manejado la compañía corresponde a clientes morosos, que no quieren asumir con responsabilidad los compromisos contraídos con empresas, pero que sin embargo, dedican mucho dinero a participación en conciertos artísticos, buenos restaurantes y otras actividades de mayor consumo.

“El moroso es mala paga (…) el moroso vendría siendo un cara dura”.

Explica que “por eso vemos por ejemplo, en un mall muy importante de la ciudad, una tienda de relojes de lujo, que en conjunto con otras instituciones, están financiando reloj, para que usted haga una deuda por 24 meses, de un reloj que cuesta 700 mil pesos; mínimo 12, 13 o 15 mil dólares lo más barato. Entonces dígame usted si usted no puede comprarse un reloj, que tiene que financiarlo, cuál es la necesidad?…eso lo hace a usted mejor persona; más importante porque tienen un reloj caro?”.

Los derechos

Los derechos de la persona deudora inician siendo  debidamente informada de dónde se le llama y origen de la deuda, que de hecho va generando intereses, mora y otros conceptos.

“Pero aparte de eso, hay derechos…porque hay lo que se llama derecho a su integridad y a su intimidad, independientemente a que sea una mala paga, un cara dura…el derecho es para todos, aparte de que también tiene el derecho de ser tratado de una manera digna…lo pueda maltratar”.

Capacitación

El personal de la compañía Lizardo Lasocé Guzmán, SRL, fundada en el año 2007, se mantiene en constante capacitación  y, uno de los temas focales en el proceso de capacitación, es saber manejar al cliente, dentro de lo cual está la parte sicológica, para saber cómo hacer el cobro, aprender a manejar a las personas, ganando vidas e identificar cuando las personas realmente están hablando la verdad y cuando están mintiendo, porque aparecen “actores y actrices consumados”, que saben cómo jugárselas para tratar de escapar al compromiso de pago.

“Así como ustedes llaman y ofrecen servicios, así también tienen derecho a cobrar por ese servicio que ya ustedes han dado. La forma de hacerlo es la debe saber cómo se hace, para quitar el estigma  sobre los cobros”.

Desde su fundación, la compañía Lizardo Lasocé Guzmán, SRL, ubicada en la calle Juan Barón Fajardo, edificio Plaza, Suite 2A, en Piantini, Santo Domingo, Distrito Nacional, se ha destacado por la eficiencia en la gestión de cobros, lo cual le ha permitido recuperar rápidamente, y con el menor riesgo posible, el capital invertido en los productos y servicios que ofrecen. La recuperación de esos fondos le ha permitido a la empresa no solo cubrir sus gastos operativos, sino también honrar sus obligaciones tributarias, entre otros compromisos.

Subscribete a nustro canal de YouTube