Juventud y sus tutores

31 de  enero,  2017

A propósito del Día Nacional de la Juventud, acudí a las tantas letras que desde siempre ha inspirado este renglón tan importante de la sociedad y me encontré con inmensidad de canciones que mandan a reflexionar, no solo a los jóvenes; también a sus tutores en el más amplio sentido de la palabra.

“La juventud no quiere ni llanto ni dolor, ni guerra ni temor; la juventud prefiere vivir con el amor

La juventud por lema mantiene la verdad de amar su libertad, no tiene mas problema que hacer su voluntad.

Porque eres bien mirado que solo en un rincón entone mi canción, porque ha de ser pecado

cambiar de corazón y, tu vives como quieres, alegre y con valor, así será mejor; la juventud espera ganar por el amor.

La juventud valiente le gusta discutir, amar y sonreír, dormir bajo los puentes, soñando ser feliz.

La juventud inquieta, se aleja del hogar, le encanta caminar; la juventud es veleta que gira sin cesar.

La juventud es loca, no quiere esclavitud, mas cambia de actitud si encuentra en otra boca amor y juventud.

No cierres los balcones, mejor de par en par; ser joven es cantar dejando las canciones, tan solo enarbolar.

La juventud no dura; se pasa sin sentir, por eso hay que vivir rozando su locura sin miedo de morir.

La juventud no avisa; hechiza con su olor, lo mismo que una flor, la juventud de prisa se va con el amor.

La libertad se muere, por ella hay que luchar; al mundo proclamar, la juventud prefiere vivir con libertad.

Y yo vivo encadenado; tumbado en mi rincón, oyendo con pasión, latido enamorado…tu joven corazón.

Juventud es delicia…Juventud es caricia y también es canción”. (F.Villalona).-

“Cantemos todos porque la juventud viene marchando; es una gran multitud
que trae al viento la bandera de la paz…todo cambiará”. (Luis Miguel).-

Lo descrito anterior es el contenido de canciones con igual título, interpretadas, una por Fernando Villalona y, la segunda por Luis Miguel.

La intención es que hagamos un alto en el día a día y reflexionemos si nuestra juventud tiene lo que realmente merece y, si la sociedad recibe lo que debe de parte de los jóvenes.

Es responsabilidad del Estado aplicar políticas públicas que abran mayores espacios a la juventud; al futuro de un país forjado por grandes hombres de la historia.

Pero igual, es cierto que los jóvenes deben aportar su cuota de responsabilidad en beneficio propio y del país, porque “Quién sino tú, es el futuro de este mundo…”.

Dicen Los Iracundos en un tema también dedicado a la juventud que “Corazones agitados extendamos nuestras manos que el mañana se aproxima más y más. Natural es que luchemos por un mundo mejor, con la fuerza que nos da la juventud”.