Durante una visita al Palacio de la Policía, Carlos Sánchez y Jonathan Báez, asesores de la asociación de expolicías y exmilitares, dijeron que es momento de que pidan a Castro Castillo que explique cómo fueron manejados los recursos que recibía la institución durante sus dos años al frente de la institución del orden.

Carlos Sánchez dijo que a la asociación de la que él forma parte hace esto como una forma de que las instituciones públicas comiencen a adoptar la cultura de rendición de cuentas y que se cumpla la ley.

“No es un asunto personal hacia una determinada jefatura, sino que es una forma de que todo aquel que ocupe una posición en una institución pública rinda cuentas a la población de cómo está manejando los recursos del pueblo”, manifestó Sánchez.

Agregó que “nuestro colectivo no puede comprender cómo en estos tiempos, en donde diferentes sectores demandan una reforma policial, un jefe que fue destituido de su cargo no rinda cuentas de cómo encontró y cómo manejó los fondos de esa institución, a pesar de que muchos de sus miembros viven en la miseria y otros utilicen esa institución como un botín para enriquecerse”.