Santo Domingo.-El Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, dijo este viernes que en las instituciones judiciales del país se ha reducido la moral, la justicia y la dignidad, agregando que el Sistema ha impuesto la visión de que solo es justo lo que decide un juez. Esto, en franca alusión a la sentencia que ratificó el “No Ha Lugar” a favor del senador por San Juan, Félix Bautista.

Consideró Domínguez Brito que el hecho de que un tribunal haya rechazado el enjuiciamiento de un caso de corrupción y de desfalco contra un pueblo cargado de necesidades, “no significa que esa decisión sea justa. La impunidad legal no puede convertirse en impunidad moral”.

El Procurador pronunció estas declaraciones durante su disertación en el panel Puntos de la Moral Política que se realizó en la Universidad Católica de Santo Domingo, en el que participaron decenas de estudiantes de Derecho de ese centro de estudios.

Ante la pregunta reiterada por varios estudiantes, sobre si la ratificación del fallo a favor del senador se debió a una falla en la estructuración del caso o al debilitamiento del sistema de justicia dominicano, Domínguez Brito respondió que “los actores judiciales que participaron en ese caso no respetaron su dignidad y tampoco respetaron la dignidad del pueblo”. 

Justificó que la Justicia es la zapata del bien común y la paz de toda la sociedad, pero que no se puede hablar de justicia si los actores judiciales no tienen una moral fuerte.

“Si no tenemos una moral fuerte, este sistema de justicia puede provocar nuestra autodestrucción y hacer que impere la impunidad”, refirió.

Dijo que encontrar la verdad es difícil, pero que hay que buscarla.

Al finalizar su ponencia el Procurador enfatizó que “el que se compra o se vende, inmediatamente deja de ser un ser humano, cae en lo más bajo de la miseria y pierde lo más grande que le ha dado Dios a los hombres, que es la dignidad y la libertad”.

Por eso, exhortó a los presentes en el acto a esforzarse para alcanzar la verdadera justicia.