El Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT), intervino en un enfrentamiento a pedradas protagonizado por un grupo de haitianos que se negaba a entregar a civiles dominicanos varios sacos de ajíes picantes que compraron en territorio nacional.  

El incidente se produjo en el sector Hoyo de Lima, en la frontera dominico-haitiana en Juana Méndez, cuando los extranjeros se disponían a transportar el producto en un carretón y cruzarlo por el río Masacre.

Según se informó, los comerciantes haitianos debían pagar 200 pesos dominicanos por cada saco de ají que intentaban cruzar por el río. Cada saco de ají estaba valorado en 1500 pesos.  

Moradores del lugar denunciaron que tanto civiles como  militares del CESFRONT cobran a los haitianos para pasar irregularmente mercancías por el río Masacre.