Tras informar que la Procuraduría General de la República pedirá una orden de captura internacional para los pilotos franceses que salieron del territorio dominicano, Domínguez Brito defendió el manejo dado al caso por parte de esa entidad.

En ese sentido, Brito agrego que la Procuraduría reclamó ante el Primer Tribunal Colegiado, la restitución de la prisión preventiva, porque entendimos que al imponer una pena de la magnitud solicitada, se incrementaba el peligro de fuga.

Explicó que solicitarán que sea fijada la audiencia donde se conocerá el recurso de apelación dictada por el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional e inmediatamente pedirán que los pilotos Jean Pascal Fauret y Bruno Armand Víctor Odos sean declarados en rebeldía para luego proceder a solicitar orden de captura internacional y que les sean colocadas las respectivas alertas rojas.

Dijo, además, que pedirán que a todos los condenados por el tráfico con 700.49 kilogramos de cocaína arrestados en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, el 19 de marzo del 2013, les sea variada la libertad y se les impongan prisión preventiva como medida de coerción.

“Confiamos así en que la cooperación entre las autoridades dominicanas, francesas y la Interpol traerán a estos prófugos ante la justicia dominicana, donde deberán cumplir sus merecidas condenas”, refirió el Procurador. Durante rueda de prensa en la que también participó la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, la Procuradora General Adjunta del Departamento de Asistencia Jurídica Internacional y Extradición, Gisela Cueto, y el fiscal Milcíades Guzmán, destacó que el Gobierno dominicano ha actuado de manera responsable desde el inicio de ese caso.

Dijo que los condenados no eran custodiados en el territorio nacional porque el tribunal no les dictó prisión domiciliaria, sino presentación periódica e impedimento de salida del país, por lo que indicó que el Ministerio de Interior, la Dirección General de Migración y la Procuraduría han hecho su trabajo.