El sacerdote Fray Santiago Batista, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Las Mercedes, pidió al gobierno que dé respuestas a los escándalos que han ocurrido en los últimos días, entre los que citó el caso de corrupción en la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE),  y la fuga de los pilotos franceses Pascal Fauret y Bruno Odos. 

“Este es un tema de campaña, el Presidente debe dar respuestas al país”, dijo el sacerdote. 

Entiende que mientras las debilidades institucionales no se corrijan este seguirá siendo un país “miserable”, de impunidad y muchas cosas más. 

El párroco habló luego de celebrar una eucaristía en la iglesia de Las Mercedes, con motivo del Mes de la Familia, la cual fue organizada por el Ministerio de Educación. 

Corroboró las declaraciones hechas por el viceministro de Educación Luis de León, quien aseguró que las familias dominicanas están siendo amenazadas por la injerencia de otros países. 

El párroco agregó que el principal enemigo de las familias dominicanas son las autoridades, quienes se han olvidado de su nacionalidad y tienen al pueblo “de rodillas”.  

Por su lado, el viceministro de Educación llamó a todos los sectores de la sociedad a caminar por la unión de la familia y rechazar una supuesta intención que tienen algunos sectores de unir el país con Haití.