Ciudadanos haitianos que participaron en el incidente donde resultó agredida una unidad de la Dirección General de Migración explicaron las razones de porque ellos actuaron de esa manera frente a los miembros de la institución que se disponían a realizar un operativo en la prolongación 27 de Febrero, a la altura del residencial Alameda.

Los haitianos explicaron que lo oficiales de Migración querían dejar abandonado a un haitiano que resultó herido en una persecución llevada a cabo por miembros de esa entidad, razón por la cual ellos se opusieron y entonces inicio la revuelta.

De acuerdo a la información dada a conocer por los diferentes medios, la turba de más de 100 haitianos agredió la mañana del lunes con palos y piedras a la unidad de Migración que trabajaba en un operativo de interdicción de inmigrantes sin permiso de estadía en el país.

Jean Rodny Toussaint, quien trabaja en la construcción de unos apartamentos de la prolongación 27 de Febrero, a la altura del residencial Alameda, lugar donde se produjo el hecho, explicó que la unidad de la DGM estaba persiguiendo y disparándole a un haitiano, el cual entró corriendo al lugar donde él y más de 100 haitianos trabajan y no se dio cuenta que había una gran cavidad a pocos metros de la entrada, y se cayó, quedando totalmente inconsciente, y “entonces, cuando migración se dio cuenta, se iban a ir sin ayudarlo y nosotros nos opusimos”.

“Ninguno de nosotros conocemos a ese muchacho, porque no trabaja aquí, pero lo que no nos gustó fue que cuando Migración se dio cuenta que él se cayó y quedó inconsciente, se iban a ir sin buscarlo. Nosotros les exigimos que lo recogieran y se lo llevaran, pero la respuesta de ellos fue comenzar a dispararnos, por lo que nosotros la única forma que encontramos para defendernos fue tirarles palos y piedras”, manifestó Toussaint.

Toussaint cuenta que cuando los miembros de la DGM comenzaron a disparar todos los nacionales haitianos que trabajan en el lugar respondieron lanzando piedras y palos.

Con su celular en las manos mostró una fotografía de uno de sus compañeros herido de un tiro en la cabeza durante el enfrentamiento. Dicen que su compatriota está hospitalizado, en estado delicado, pero no supieron identificar el centro.

Aseguró que cuando la unidad de migración se iba del lugar, les dijo que el haitiano al que perseguían murió por la caída, por lo que ellos exigen que le entreguen el cadáver “porque aunque no lo conocemos, queremos enterrarlo; él es de nuestro mismo país”.

Asimismo, Joselyn Toussaint, quien también trabaja en el lugar y participó en el enfrentamiento, consideró la acción de la unidad de Migración como abusiva, porque entiende que si están persiguiendo a una persona y queda herida, deben socorrerla y llevarla al hospital.