10 de Diciembre, 2018
Por:  - viernes 06 noviembre, 2015

La DGDC inicia en Yamasá los cursos sobre “economía por el bien común”.

Con los auspicios de La Dirección General de Desarrollo de la Comunidad, el profesor italiano Fortunato Castagna inició los cursos de Economía por el Bien Común, en la sede del Centro de Integración Hispaniola que opera la –DGDC- en el Municipio Yamasá.

En el primer curso participan 40 hombres y mujeres, agricultores y amas de casa de diferentes comunidades de Yamasá, Provincia Monte Plata.

En la apertura del curso, el Director General de la –DGDC-, Luis Acosta Moreta –LUIS EL GALLO-, dijo que el objetivo es convertir a productores agrícolas y amas de casa en suplidores de alimentos de las escuelas con modelo de jornada extendida.

De su lado, Fortunato Castagna, dijo que mediante la economía por el bien común la gente sale de la pobreza porque genera empleos, produce alimentos saludables y aprende a respetar el medioambiente.

Luego de explicar a los participantes en el curso todo el proceso de producción, el educador ofreció una demostración de cómo se utilizan las herramientas de trabajo, sin la necesidad de utilizar energía eléctrica.

El experto sostuvo un intercambio de preguntas y respuestas con los participantes en la apertura del curso, dejando satisfechas cada una de sus inquietudes.

Fortunato Castagna explicó el funcionamiento del sistema poniendo como ejemplo el uso de la piña, sacando beneficios económicos a todos sus componentes, y señalando que la economía por el Bien Común es productiva, rinde mucho y cuesta poco.

Un segundo curso sobre Economía del Bien Común fue impartido a funcionarios y empleados de la DGDC en el salón de actos de esa institución, donde el profesor Castagna hizo una demostración, utilizando una gran variedad de frutas.

El coordinador de los cursos, agrónomo José Fermín, explicó a los participantes todos los beneficios que se pueden obtener a través de los cursos sobre economía del bien Común.

Luis Acosta Moreta les recordó a los participantes que es una tarea de los funcionarios y empleados de la DGDC promover este tipo de aprendizaje por todo el territorio nacional.

Los participantes en los cursos se dividen en grupos de diez personas y se escoge un miembro de cada familia, porque el negocio no funciona de manera individual.

Durante el desarrollo del curso sobre Economía del Bien Común, todos los participantes se integraron de manera activa al proceso de demostración que hizo el profesor Castagna, obteniendo como resultado jugos, mermelada y otros derivados de las frutas.