Un niño de 8 años de edad ha sido acusado de asesinato en EEUU tras matar a una bebé de 18 meses. 

En este caso, el niño ha sido acusado de golpear en su cuna hasta la muerte a una niña de poco más de un año que lloraba y cuya madre estaba en una discoteca.

“Llevo en la policía desde hace 22 años y este caso es de lejos uno de los más tristes con los que que he tenido que lidiar”, dijo Sean Edwards, portavoz de la policía de la ciudad de Birmingham, Alabama, el estado sureño donde la tragedia tuvo lugar.

La pequeña víctima, Kelci Lewis, y su madre, Katerra Lewis, de 26 años, habían viajado con un amigo de la mujer, que tiene varios hijos pequeños. 

La investigación policial estableció que los dos amigos fueron a un club entre las 23.00 horas y las 02.00 horas.Según la prensa local, seis niños de 1 a 8 años fueron encontrados juntos y sin el control de ningún adulto.

“El niño de 8 años se puso muy nervioso porque la pequeña de un año no dejaba de llorar”, relató Edwards. “Él entonces la agredió violentamente”.”Teniendo en cuenta el comportamiento inconsciente de la madre, fue acusada de homicidio”, dijo Edwards.

“Sin educación, sin escuela, sin título y sin formación que puede esperarse de un niño de 8 años de edad”, dijo el policía, al responder afirmativamente a la pregunta de si el autor tenía “intención” de matar.

El caso se remonta a principios de octubre, pero la policía ha anunciado la acusación formal del niño un mes después.

Katerra Lewis se encuentra en libertad bajo fianza después de pagar una fianza de15.000 dólares, de acuerdo con un documento publicado por la oficina del alguacil del condado de Jefferson.

En muchos países, los niños pequeños son considerados no responsable de sus actos criminales. En Estados Unidos, la edad de responsabilidad penal se determina por cada estado. Alabama es uno de los estados que no ha fijado una edad mínima.

El niño de 8 años será juzgado por un tribunal de menores y castigado con una pena de prisión de hasta 21 años en un centro para menores, explicó Tobie Smith, un abogado especializado en la defensa de menores en Alabama.”Es muy raro que alguien tan joven sea llevado ante la justicia”, dijo. 

Sin embargo, según los fiscales debe probar de antemano que el niño tiene la capacidad intelectual para asistir y participar en su propia defensa.

En teoría, de acuerdo con las leyes de Alabama, los fiscales también tienen la oportunidad de solicitar al juez de menores ser juzgado por un tribunal de adultos.