La toma de rehenes en la sala de conciertos Bataclan de París ha terminado con un asalto policial y la muerte de tres terroristas, según informa el canal de televisión “BFMTV”.

En el interior de la sala se ha cometido una auténtica “carnicería”, según esa misma televisión.

Varias ráfagas de disparos y detonaciones se habían escuchado dentro de la sala Bataclan, en el centro de París, donde se produjo la toma de rehenes.

Los terroristas permanecieron atrincherados en la sala de conciertos hasta que un comando policial asaltó el local para liberar los rehenes.