París.-Luego de los ataques terroristas del viernes, que a la fecha han dejado cerca de 160 muertos, las autoridades francesas decidieron cerrar, hasta nuevo aviso, el acceso a la Torre Eiffel, al Museo del Louvre y otros sitios turísticos.

De acuerdo a una vocera del Louvre, este sábado, un día después de los atentados, se abrió el Museo en medio de fuertes medidas de seguridad, hasta que el Ministerio de Cultura le ordenó cerrar sus puertas después que el presidente François Hollande ordenara duelo nacional.

Mientras que Isabelle Esnous, una portavoz de la Torre Eiffel, dijo que por razones de seguridad, el monumento no abrió hoy, cuando aún los franceses están en pánico, como resultado de los atentados del viernes en bares, restaurantes y teatros.

El Ministerio de Cultura dijo que varios “sitios culturales públicos” en la región de París fueron cerrados el sábado, por los atentados que este sábado se atribuyó el grupo Estado Islámico.