Tras revelar que la falta de agua potable es una de las grandes tragedias sociales del país, el candidato presidencial del PRM, Luis Abinader, aseguró que de ganar las elecciones del 2016, al término de su gestión, en el 2020 no habrá una sola comunidad que no tenga resuelta esa necesidad.

El dirigente político citó el caso de la provincia de Monte Plata, donde  el  55 por ciento de los hogares  carecen de  agua y el otro 45 por ciento solo la recibe  de vez en cuando.

Abinader sostuvo que el derecho al agua es indispensable para una vida humana digna, como lo ha reconocido el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas.

El candidato del PRM, definió como dramática la situación de la provincia de Monte Plata, donde  según él, el abandono del sector agropecuario, la crisis del sector lechero y la quiebra total de la industria azucarera, han agudizado sus problemas de pobreza ante la mirada indiferente de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana.

Durante un recorrido por diversas comunidades de Monte Plata, el líder opositor declaró el compromiso de rescatar los sectores productivos de esa provincia, donde se registra un alto nivel de desempleo.

Anunció su decisión de incluir en un programa de inversiones prioritarias las principales obras incluidas en un pliego de reivindicaciones sociales planteadas por organizaciones representativas de la provincia.