La Convergencia Nacional de Abogados (CONA) se sumó a grupos de la sociedad civil que reclaman al Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, apelar el Auto de No Ha Lugar otorgado por la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia a favor de Félix Bautista.

La entidad afirmó que con la negativa de Domínguez Brito a recurrir en casación la referida decisión por alegadamente no creer en la justicia, se convierte en complice del legislador.

“Resulta contradictorio el hecho de que al tiempo que dice no creer en la justicia denuncia ante esa misma justicia alegadas faltas graves de seis jueces” aseveró el presidente de CONA, Yuniol Ramírez.

“Corresponde a la justicia en la que el procurador alega no creer, determinar si tienen alguna responsabilidad en los hechos que éste les imputa, los jueces Awilda Reyes Beltré, José Duvergé Mejía, Delio Germán Figueroa, Rosó Vallejo Espinosa, Víctor Mejía Lebrón y el renunciante Francisco Arias Valera”, adujo Ramírez.

La organización expuso que en el mismo momento en que Brito decidió no recurrir en casación el Auto de No Ha Lugar dictado por la Sala Penal de la SCJ a favor de Bautista, perdió calidad para cumplir su rol, por lo que desde ese momento debió renunciar a la posición que ocupa.