Una vez más fue impedida la entrada a la vecina isla de Haití de productos provenientes de República Dominicana, de manera unilateral, esta vez por la puerta fronteriza en Juan Méndez, la cual fue cerrada con cadenas y candados.

La acción fue tomada por parte de decenas de comerciantes haitianos que no dejaron pasar una gran cantidad de cemento que fueron impedidos de entrar, la mañana de este jueves.

Además fue colocado un camión atravesado, con lo cual se impide la entrada de vehículos y carretones cargados de cementos.

Del lado de la puerta haitiana fueron apostadas autoridades de Aduanas, Migración y un contingente policial enviados desde Puerto Príncipe, para hacer cumplir esta medida.

Según  las autoridades,  la medida es para dar cumplimiento a la disposición del gobierno haitiano que declara la prohibición de entrada a su país de 23 productos de la República Dominicana, entre ellos el cemento gris.

Varios vehículos se encuentran varados en el puente fronterizo.