París, Francia.- El supuesto autor intelectual de los ataques a París, el pasado viernes, habría muerto en una redada policial, de acuerdo a las autoridades, que anteriormente trabajaban para determinar si Abdelhamid Abaaoud, un ciudadano belga de origen marroquí, de 27 años, estaba entre los fallecidos en el caótico y sangriento asedio a un departamento en el suburbio parisino de Saint-Denis el miércoles.

Horas antes, el primer ministro del país, Manuel Valls, advirtió que los extremistas islamistas podrían emplear armas químicas o biológicas en algún momento, e instó a los legisladores a ampliar el estado de emergencia durante tres meses más.

“El terrorismo golpeó Francia, no por lo que está haciendo en Irak y Siria (…) sino por lo que es”, dijo Valls a la cámara baja del Parlamento. “Sabemos que puede haber también peligro de armas químicas o biológicas”.

Valls dijo que no hay ninguna amenaza en concreto que implique armas de este tipo.

En la vecina Bélgica, donde vivían muchos de los atacantes de París, el primer ministro Charles Michel anunció este jueves un “paquete extraordinario” de medidas contra el terrorismo y dijo que se destinarán 400 millones de euros (427 millones de dólares) para ampliar la lucha contra esta amenaza.

Ante legisladores belgas explicó que se ampliará el número de efectivos de seguridad y se prestará especial atención a la erradicación de mensajes de odio.

Michel pidió además mayor cooperación internacional y manifestó su intención de reformar la Constitución para ampliar la duración del tiempo que pueden pasar bajo custodia policial sin cargos los sospechosos detenidos por terrorismo.

“Todas las fuerzas democráticas tienen que trabajar juntos para fortalecer nuestra seguridad”, dijo Michel.