República Dominicana.-El dirigente choferil Arsenio Quevedo, cuya residencia fue allanada este miércoles, dice que esta y otras acciones en su contra, no son más que parte de una persecución política, de la que acusa al procurador general de la República y a “gente de la Policía” ligada al presidente de Fenatrano, Juan Hubieres.

Asimismo, Quevedo niega estar ligado al caso del regidor de Pedro Brand por el Partido Revolucionario Dominicano, Erinson de los Santos Solis.

Quevedo se presentó la mañana de este miércoles al palacio de la Policía Nacional, tras el allanamiento a su vivienda, durante el cual fue detenida su esposa.

El empresario del transporte dice no saber “por qué hacen eso…parece parece que quieren que Danilo pierda”, atribuyendo el allanamiento y otras acciones a una persecución política.

Ante esta situación, Arsenio Quevedo dijo que a partir de ahora se declara en huelga de hambre, hasta que cese lo que reiteró es una persecución en su contra.

Asimismo, Quevedo niega estar ligado al caso del regidor de Pedro Brand por el Partido Revolucionario Dominicano, Erinson de los Santos Solis.

El vocero de la Policía, Máximo Báez Aybar, solo dijo que lo recibe en calidad de detenido.

Newton López, fiscal de Homicidios del Distrito Nacional, tampoco dio mayores detalles.

Virgilio Almánzar, de la Comisión de Derechos Humanos, criticó el apresamiento de la esposa de Quevedo, si ciertamente es a él que lo buscan.