Stephen Curry anotó 40 puntos en tres cuartos y los Golden State Warriors despacharon el miércoles 116-99 a los Charlotte Hornetspara extender el mejor arranque en la historia de la NBA a 20-0.

En una noche en la que los Hornets rindieron un homenaje al padre de Curry, Dell, el máximo anotador en la historia de la franquicia, fue su hijo mayor el que se robó la atención al embocar 14 de sus 18 tiros al aro. También metió ocho de sus 11 intentos de triple.

Stephen Curry, quien se crió en Charlotte y luego juego en la vecina universidad de Davidson College, se desató con con 28 puntos en el decisivo tercer cuarto, en el que coló todos los cinco triples que disparó, varios desde muy atrás del arco y en la cara de una defensor.

Ese despliegue permitió a los Warriors despegarse por 21 puntos. El francés Nicolas Batum lideró a los Hornets con 17 puntos. ESPN