El procurador fiscal de La Romana, Richard Güilamo, fue destituido por la Procuraduría General de la República, quien de inmediato designó en su lugar a la doctora Reina Janiris Cedeño Güilamo.

Mediante la resolución número 0027, emitida por la referida institución el fiscal fue cancelado, aunque todavía se desconocen las causas que motivaron su explosión.

Güilamo se desempeñaba como procurador fiscal de la provincia de La Romana luego del nombramiento del doctor José Polanco como miembro del Tribunal de Tierras con asiento en El Seibo.