Un sacerdote que vino desde España a pasar las fiestas navideñas con sus familiares, fue golpeado por dos delincuentes que lo aslataron cuando salía de un supermercado en la Avenida Tiradentes, del Distrito Nacional.

Al Padre Manuel García, de 43 años, además de ser golpeado, le fue roceado un líquido en la cara que le cayó en el ojo y le lesionó gravemente la córnea.

El religioso está siendo atendido en un centro de salud de esta capital.

La Policía está tras el rastro de sus agresores para someterlos a la justicia.