Tres miembros de la policía fueron separados de las filas de la institución por orden precisa del mayor general Nelson Peguero Paredes, jefe del cuerpo del orden, debido a su alegada vinculación con Abisglenis González Silverio (El Cacú), abatido a tiros el pasado domingo por miembros de la institución en Santiago.

Los agentes expulsados, cuyos nombres no fueron divulgados, pertenecían a la Dirección Cibao Central, y alegadamente informaban a El Cacú de los planes para capturarlo.

Sin embargo, pese a esta vinculación detectada por la misma institución del orden, se ha confirmado si dichos agentes serán sometidos a la justicia.

Se dijo que los agentes formaban parte de la Policía Preventiva. Hasta el momento la Dirección Cibao Central no ha dado a conocer los nombres de los rasos cancelados.

El Cacú fue abatido cuando enfrentó a tiros a los policías que le montaron un cerco, después de que éste se había robado dos motores. Además tenia  en su historial varios crímenes.