Aunque por tradición es el Comité Político del Partido de La Liberación Dominicana el organismo que de manera unificada escoge los bufetes directivos del Congreso Nacional, la competencia entre las tendencias de Danilo Medina y Leonel Fernández podría llevar la decisión de esa elección hasta el Senado y la Cámara de Diputados el próximo 16 de agosto.

Trascendió que el afán del Presidente de la República y del Presidente del PLD por controlar los espacios del partido morado, podría llevarlos a presentar planchas individuales en el comité político, por lo que no se descarta una crisis en ese proceso de elección.

Frente a esa eventual situación han surgido los nombres de Rafaela Alburquerque –LILA-, una reformista expulsada de su partido que encontró cobijo en la boleta del PLD, a través del Consejo Presidencial Balaguerista; y Alfredo Pacheco, un ex presidente de los diputados que regresa a la cámara baja vía el opositor PRM, pero que se maneja excelentemente bien con sus contrarios.

En caso de escogerse un extra PLD para presidir la Cámara de Diputados no sería la primera vez que esto ocurre si se recuerda que en tiempos de Joaquín Balaguer en la presidencia de la República ofrecía esa distinción a los opositores, en busca del “equilibrio” y la gobernabilidad del país.

Analistas de la política local dicen que una crisis entre tendencias del PLD podría originarse en el Congreso, si se toma en cuenta que el Danilismo estaría dispuesto a alzarse con la presidencia de ambos hemiciclos, a pesar de que en los últimos años Leonel y Danilo se han repartido esas posiciones.

Se considera que si Lila o Pacheco lograsen el apoyo de Fernández y de Medina para controlar la Cámara de Diputados, el PLD se estaría evitando una nueva crisis interna, además de aparecer ante la sociedad como el “partido gracioso” que estaría cediendo posiciones a la oposición para facilitar la gobernabilidad.

Entre los aspirantes a presidir la cámara baja esta la hermana de Danilo, Yomaira Medina, Radhamés Camacho, Lupe Nuñez, Rubén Maldonado, Víctor Suárez, Demóstenes Martínez, Henry Merán y Rubén Maldonado.

No obstante, el enfrentamiento entre danilistas y leonelistas rebasa la cámara de diputados y se extiende hasta el Senado de la República.

Hasta el momento para el Senado se conocen las aspiraciones de Cristina Lizardo, Charlie Mariotti y Reinaldo Pared, aspirantes a dirigir ese hemiciclo por el Danilismo, mientras que por el Leonelismo se habla de Julio César Valentín, José Rafael Vargas y Arístides Victoria.