Mientras los medios de comunicación de Venezuela despliegan en llamativos titulares  las propuestas de UNASUR contra la  crisis económica, expuesta por el ex Presidente de República Dominicana Leonel Fernández, la población, que padece serios desabastecimientos comienza a reaccionar de manera favorable.

Antes de entrevistarse con el Presidente Nicolás Maduro, en horas de la noche del viernes, Ernesto Samper, secretario general de la Unasur y Leonel Fernández, ex presidente de República Dominicana, anunciaron que un grupo de economistas de Unasur, presentaron en  un informe final sobre la crisis económica y las propuestas para superarlas.

Después de un encuentro con el vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, en rueda de prensa en Caracas, en  compañía de Ernesto Samper, Leonel Fernandez  informó que han discutido con el Gobierno Nacional tres propuestas que servirían para combatir la crisis económica que vive en el país suramericano.

En primer lugar, explicó que debe atenderse lo referente a la tasa de cambio y sugirió una sincerización cambiaria.

“Hay un sistema múltiple de tasas de cambio en Venezuela, la idea es que pueda haber una sincerización cambiaria, o dicho de otra forma, que una tasa fija con una moneda sobrevaluada pueda sustituirse por un sistema único flotante de tasas de cambio. No se está hablando de una devaluación porque con una sincerización cambiaria o establecimiento de una tasa única, algunos productos inclusive bajarían de precio, otros podrían subir (…) Si fuera una devaluación, todos los productos subirían de precio y este no es el caso”, manifestó Leonel Fernández.

De aplicarse esta recomendación, puede registrarse el aumento de precios de algunos productos, por lo que hizo énfasis en la creación de políticas de compensación social, “y que por consiguiente eso permitiría trasladar un tipo de subsidio indirecto que hoy existe apoyándose en las tasas de cambio y que crea distorsiones en la economía nacional, sustituir ese subsidio indirecto por un subsidio directo al consumidor, y ese subsidio directo puede establecerse a través de una tarjeta de solidaridad. De esa manera, el usuario de la tarjeta podrá acceder a los bienes y servicios, subsidiados pero ya directamente como consumidor y no a la tasa de cambio”.

Sobre el monto que podría poseer esta tarjeta, asomó que “en todo caso sería prácticamente el doble del salario mínimo que actualmente existe, por consiguiente aumenta el poder adquisitivo de la población (…) Estas son algunas de las medidas que se están sugiriendo para corregir distorsiones que hoy día existen en la economía venezolana y que sin duda alguna van a contribuir a mejorar la situación”, dijo Fernández.  

“Hemos discutido con el Gobierno algunas vías de cómo rápidamente lograr reabastecer los anaqueles de los establecimientos comerciales con alimentos y medicamentos (…) Creemos que si se logran estos tres aspectos, reabastecimiento, unificación cambiaria y programas de compensación social, pues producirá un alivio en el bienestar de la familia venezolana”, afirmó el ex presidentes de República Dominicana.

Se informó desde Caracas, que la propuesta de UNASUR ha encontrado buena recepción en la población, que anhela una salida al desabastecimiento alimentario, medicinas y artículos para el hogar.